El pasado mes de junio, el Servicio Agrícola y Ganadero de Chile, SAG, emite una Resolución Exenta (N°3672) con el fin de establecer medidas fitosanitarias de emergencia provisionales para la plaga Drosophila suzukii (Matsumura, 1931) (Diptera: Drosophilidae), conocida comúnmente como drosófila de alas manchadas.

La especie fue identificada a través de las actividades de Vigilancia Específica establecidas por el SAG, por lo que “es necesario establecer medidas provisionales en forma inmediata con el objetivo de que a la brevedad se disponga de una cantidad suficiente de registros que permitan determinar la situación actual de la plaga en el área y su comportamiento bajo las condiciones locales para poder redefinir y efectuar acciones conforme este diagnóstico”, dice el documento, y agrega que “es de importancia adoptar medidas fitosanitarias contra la plaga que permitan a los productores de las especies que la literatura internacional indica como hospedantes, ubicados en las áreas reglamentadas, establecer las medidas preventivas para evitar o eventualmente eliminar las poblaciones de la misma que se detecten”.

Como medida inmediata se estableció un área de 4 Km desde cada punto de detección de la plaga. Según informa el SAG, la detección se efectuó el 26 de Mayo 2017 en trampa instalada en el camino Villarrica-Pucón y se identificó en el laboratorio del Programa Moscas de la Fruta NC. Posteriormente se ratifican estos ejemplares por análisis molecular (PCR). A raíz de estas detecciones, el SAG de la región de la Araucanía implementó en forma inmediata acciones de vigilancia intensiva de la plaga alrededor de los puntos, y comienzan a detectarse más individuos adultos positivos en estas áreas. El 9 de Junio se identifican – producto de análisis de muestras en Laboratorio Osorno – ejemplares adultos en trampas de sector Petrohué, comuna de Puerto Varas, en la región de Los Lagos. Luego el 15 de Junio, se determina en Laboratorio de Entomología de la Región Metropolitana, y posterior análisis molecular, ejemplares adultos en trampa de Comuna de Lago Ranco, en la región de Los Ríos.

A pesar de estos datos, la plaga no ha sido detectada atacando fruta de ningún tipo de especie, por ende, se desconoce cuál serían los hospedantes en Chile que le sirven de medio para su reproducción.  Se desconoce el comportamiento que pueda tener la plaga ya que depende de múltiples variables, como condiciones climáticas, rango de hospedantes cultivados y rango de hospedantes silvestres, presencia de áreas de refugio, manejo integrado contra la plaga en las áreas con presencia de ésta y adaptación de la plaga a condiciones locales. Por tanto, en el SAG se desconoce el nivel de daño que podría causar en Chile a cultivos hospedantes y silvestres.

La drosófila de alas manchadas es una nueva plaga de la fruta originaria del sudeste asiático, y es una de las pocas especies de Drosophila que pueden atacar a la fruta sana. Ha sido citada en numerosos hospedantes, tanto cultivados (cereza, frutilla, frambuesa, arándano y zarzamora), como no cultivados. Esta familia de moscas tiene sobre 3000 especies descritas a nivel mundial. Investigaciones indican que en Chile hay presencia de más de 30 especies de la misma familia.

La drosófila de alas manchadas cuenta con una alta tasa de reproducción y puede desarrollar muchas generaciones por año, dos características que conjuntamente con su polifagia son un desafío para lograr un control efectivo en los huertos de frutales, por lo que esta plaga se ha constituido en una grave amenaza económica para los cultivos, porque a diferencia de la mayoría de las especies de su género – denominadas comúnmente “moscas del vinagre” (las cuales no son plagas, debido a que infestan fruta remadura, caída, o en estado de fermentación) – las hembras de esta especie oviponen en frutas sanas que se encuentran en estado de maduración y que preferentemente poseen epidermis suave y delgada. Posteriormente, sus larvas se desarrollan y se alimentan de la pulpa de la fruta, generando que ésta se vuelva no comercializable.

Su dispersión por el mundo ha sido muy rápida y el último país en que se ha citado es Brasil, lo que demuestra una rápida expansión, una fecundidad típicamente alta y un ciclo vital de corto tiempo, lo cual sumado a la disponibilidad de hospederos y a las condiciones climáticas de nuestro país, podemos concluir que es posible encontrar zonas con condiciones adecuadas para el establecimiento y dispersión de esta plaga en Chile.

Lista de plaguicidas autorizados para el control oficial de Drosophila suzukii (actualizado 01/12/2017)Final del formulario.

Fuente: Martín Carrillo O. – Blueberries Consulting