México está llamado a ser un competidor más fuerte y dinámico en el comercio exterior porque tiene bases sólidas en el sector agroalimentario, pero debe voltear a ver el abanico de oportunidades y beneficios que también ofrece la biotecnología agrícola, porque ésta constituye una de las palancas emergentes y de impacto económico a nivel global.

Recientemente, el Congreso Nacional Agropecuario (CNA) destacó que el sector agroalimentario ha llegado a consolidarse como nunca antes y ostenta un status de estratégico para nuestro país. Lo hizo en términos generales e incluso refirió que en 2017, el volumen anual de las exportaciones de productos mexicanos fue del orden de los de 32,373 mdd.

En este contexto donde la biotecnología agrícola juega un papel preponderante, considerando que los productos, aplicaciones y procesos en los cultivos transgénicos se mantienen vigentes y más fuertes. Y es menester abrir el conocimiento sobre ellos para ponderar sus alcances en beneficio de los productores del campo en México.

Productores e investigadores agrícolas, académicos, comunidad estudiantil e integrantes de la cadena agroalimentaria agrupados en la Alianza Protransgénicos, han sido enfáticos en que no hay riesgo alguno porque en todo el proceso que acompaña a la biotecnología agrícola, le asiste el rigor científico. Adicionalmente, existe valor agregado en los cultivos transgénicos y generan no sólo beneficios económicos, sino también laborales que fomentan el empleo y ofertan mayor profesionalización y desarrollo social en toda la cadena de producción.

El científico Francisco Bolívar Zapata, expuso hace pocos días el imperativo de desmitificar el tema: “hay una sola realidad y es que los cultivos transgénicos no representan riesgo alguno”. Esto lo dijo ante la comunidad estudiantil, en una conferencia magistral en la Facultad de Química de la UNAM.

Estamos ante una oportunidad histórica de potenciar los mercados, asumir el cambio y transitar hacia el progreso y crecimiento, dijo el facultativo.

El Doctor Bolívar Zapata en su exposición detalló que los organismos genéticamente modificados son aquellos que han sido desarrollados por el ser humano mediante técnicas de ingeniería genética, con el fin único de mejora e insistió en que la mejor la mejor manera de entender esto es a través de la información y el conocimiento basado en la ciencia.