Un estudio de la Universidad Laval de Quebec, Canadá, ha demostrado que las proantocianidinas (PAC) de los arándanos Highbush tienen un efecto beneficioso en la lucha contra el tipo de bacterias asociado a una forma agresiva de enfermedad periodontal. El estudio se ha publicado en BMC of Complementary and Alternative Medicine. Las PAC son un tipo de compuesto vegetal presente en los arándanos.

Según los Centros de Control y Prevención de Enfermedades, las enfermedades periodontales aparecen principalmente como resultado de infecciones e inflamaciones de las encías y los huesos que rodean y soportan los dientes. Están causadas por las bacterias de la boca que infectan los tejidos que rodean los dientes. Esto provoca una inflamación alrededor de los dientes y, por consiguiente, una enfermedad periodontal. Aproximadamente el 47,2% de los adultos de 30 años o más padecen alguna forma de enfermedad periodontal y el 70,1% de los adultos de 65 años o más sufren de esta enfermedad.

Los investigadores del estudio aislaron las PAC de los arándanos Highbush congelados. Para determinar el efecto de estas PAC en la tasa de crecimiento de las bacterias, se llevó a cabo una prueba conocida como ensayo de dilución de microplaca.

Los resultados mostraron que las PAC en concentraciones de 500 a 3,9 ug/ml reducían la formación de bacterias de manera significativa y en función de las dosis. Los investigadores apuntaron también que la actividad antibacteriana de las PAC parecía infligir daños a las membranas celulares de las bacterias.

Las PAC también protegen las queratinocitos orales de los daños provocados por las bacterias, conocidas como Aggregatibacter actinomycetemcomitans. Los queratinocitos orales son la barrera principal contra los agentes físicos, microbianos y químicos capaces de causar lesiones celulares localizadas y que participan en el proceso proinflamatorio. Por consiguiente, es posible que los queratinocitos orales participen en el control de las infecciones orales mediante un proceso inflamatorio.

Además, las PAC de los arándanos demostraron proteger los macrófagos orales, leucocitos esenciales en el sistema inmunitario. Las PAC también bloquearon la vía molecular involucrada en la inflamación, un factor con una gran incidencia en parte de las enfermedades de las encías.

Si bien se precisan más pruebas, los resultados de este estudio se suman al cuerpo de investigaciones sobre las potenciales propiedades antibacterianas y antiinflamatorias de los arándanos.

Fuente: FreshPlaza