Desde 2015 que no había un dólar tan barato…

388

En 2017 la principal divisa internacional perdió muchos puntos de valor frente al peso chileno, cayendo de los 670 a los 615 pesos en el período, lo que ha provocado incertidumbre en los mercados, especialmente en el campo de las exportaciones.

Bajo la barrera de los 600

Hace casi tres años que el dólar no había tenido una baja tan importante, cayendo de la barrera psicológica de los 600 pesos. Fue el 19 de mayo de 2015, cuando el dólar experimentó un valor similar al actual, situándose en los 597 pesos. Desde esa fecha de 2015, sin embargo, tuvo un alza sostenida hasta alcanzar los 730 pesos el 18 de enero del 2016.

Luego de este punto alto de la divisa estadounidense se generó una caída permanente del dólar, que continuó durante todo 2017, hasta llegar nuevamente bajo la barrera de los 600 pesos en la segunda semana de febrero de este año, alcanzando los 597 pesos el 9 de febrero último.

A futuro

El comportamiento del dólar, en lo que va este 2018, no mantiene variaciones en su tendencia a la baja o al estancamiento, no vislumbrándose signos efectivos de una recuperación o una tendencia importante al alza en el corto o mediano plazo.

Los expertos vaticinan que esta realidad se mantendrá durante todo 2018, llegando sólo a recuperar algunos puntos sobre los 600 pesos en el resto del año. La Encuesta de Expectativas Económicas (EEE) y la Encuesta de Operadores Financieros (EOF) se corrigieron a la baja en sus últimas proyecciones. La EEE fijó en 620 pesos el precio del dólar a 11 meses (desde 640 anterior) y la EOF apuesta porque alcanzará los 610 pesos a fin de año (desde 615).

Esta pérdida de valor del dólar es un tema que monitorea diariamente el Banco Central (BC), por el efecto directo que tiene sobre su principal función como entidad estatal, que es controlar la inflación y mantenerla en un índice del 3% en los próximos dos años. Entre los economistas, analistas y académicos son variadas las opiniones sobre qué hacer con el comportamiento de la divisa y el rol que debe jugar el BC para evitar costos en inflación.

En el mundo

Los factores más importantes que están impulsando el precio del dólar son las inversiones de cartera que se están produciendo en la economía chilena, el aumento en el precio del cobre, la expectativa de un nuevo boom del cobre y la debilidad del dólar en los mercados internacionales”, afirma el decano de la Facultad de Economía y Negocios de la Universidad de Chile, Manuel Agosin.

Bloomberg, revela que desde el 26 de junio, el denominado dólar multilateral DXY (Dollar Index Spot), ha caído casi un 7% y desde diciembre un 3%, cifras muy similares al comportamiento observado en Chile.

El DXY es el índice que compara diariamente el comportamiento del dólar frente a las otras seis principales divisas del mundo: el euro, el yen japonés, la libra esterlina, el dólar canadiense, la corona sueca y el franco suizo.

La conclusión es que el peso chileno se ha apreciado fuertemente respecto del dólar, pero no así respecto de otras monedas, por la depreciación generalizada de la divisa estadounidense. La relación con las demás monedas es similar a como ha sido con el peso. No hay evidencia de un peso chileno desalineado respecto de lo que pasa en el resto del mundo. Lo que si existe, es una mejora en las condiciones cíclicas de Chile, provocadas principalmente por el precio del cobre, de USD 3,2 la libra y subiendo, y por el ambiente de expectativas interno de crecimiento del país.

Finalmente, el tipo de cambio es un reflejo de las condiciones cíclicas de la economía y cuando al país le va mal o está enfrentando escenarios complejos, el dólar sube. Al contrario, el dólar tiende a bajar.

Fuente: Martín Carrillo O. – Blueberries Consulting.com