Claudia Moggia Lucchini “Falta consensuar una medida objetiva de firmeza, a nivel de campo e industria”

517

La premiada investigadora, profesora, y jefa de la Unidad Poscosecha del Centro de Mejoramiento Genético y Fenómica Vegetal de la Universidad de Talca, Claudia Moggia, tiene una larga experiencia en estudios e investigaciones dirigidas al comportamiento de la fruta, principalmente en sus cualidades de firmeza y vida de poscosecha.

Buena parte de su labor científica la ha dedicado a investigar sobre la fisiología de poscosecha de la fruta, observando y midiendo los factores fisiológicos, morfológicos y bioquímicos, que condicionan ablandamiento y deshidratación en arándanos durante almacenaje refrigerado.

Claudia Moggia participará en la mesa redonda: “Firmeza de la fruta, importancia económica, factores y manejos”, que se desarrollará en el X Seminario Internacional de Blueberries el 19 de abril en Monticello, junto a los investigadores y expertos, Bruno Defilippi, del Instituto de Investigaciones Agropecuarias INIA; Reinaldo Campos, de la Universidad Andrés Bello UNAB; y Pablo A. Kiger, de Driscoll´s.

El 95% de los envíos en fresco desde Chile se hacen vía marítima, por lo que la fruta puede tardar entre 20 y 50 días en llegar al consumidor final. Esta realidad, junto a su alta perecibilidad, hace que la calidad al arribo sea una de las características más relevantes para asegurar los retornos económicos de la industria. En el proceso, los frutos pueden sufrir pudriciones, desórdenes fisiológicos, deshidratación, ablandamiento y pérdida de peso, entre otras alteraciones, siendo especialmente susceptibles al daño mecánico (o por impacto), producto de golpes o mala manipulación. Este daño, que también se conoce como pardeamiento interno o machucón, no es visible de inmediato y se convierte en un excesivo ablandamiento de la fruta, reduciendo su calidad y vida de poscosecha, y por ende, su valor final.

La profesora de la Facultad de Ciencias Agrarias de la Universidad de Talca, ha desarrollado trabajos investigativos  en el uso de diversos embalajes para la fruta, en atmósfera modificada o sin ella; en mediciones de los momentos y horarios más adecuados de cosecha; en el nivel de impacto de las distintas superficies o materiales en la fruta, al momento del envasado; y en las múltiples aristas que inciden en las cualidades de firmeza que se exige en los mercados de destino. Sus estudios han abarcado cultivos orgánicos y convencionales de distintas variedades de arándanos y producidos en regiones climáticas diferentes.

Es muy importante profundizar en el conocimiento respecto a este tema y conocer de los estudios de los investigadores, o saber de los expertos, ya que los arándanos maduran en forma secuencial dentro de la planta, por lo que es muy probable que los frutos blandos, y por lo tanto más susceptibles al daño, posean una edad fisiológica mayor que los frutos firmes. Esto, unido a que el índice de cosecha se basa sólo en el color azul, pueden dar como resultado que recolecciones a nivel comercial mezclan fruta visualmente similar pero fisiológicamente diferente, aumentando la variabilidad en poscosecha.

En sus artículos publicados, Claudia Moggia sostiene que “por el momento no existe una metodología que permita diferenciar en terreno y a nivel productivo la firmeza de la fruta azul. De conseguirse, permitiría mejorar la homogeneidad de la fruta en las unidades de exportación, disminuyendo las instancias de rechazo”.

Además, la académica afirma que “dentro de la industria de los arándanos frescos falta consensuar una medida objetiva de firmeza, a nivel de campo e industria, que permita definir los límites entre una fruta blanda, media o firme, logrando un lenguaje común con los recibidores de nuestra fruta en el exterior”.

Claudia Moggia Lucchini es Ingeniero agrónomo y Licenciada en Agronomía en la Pontificia Universidad Católica de Valparaíso; con estudios en Horticultura y Poscosecha en la Oregon State University de EEUU; y Ciencia y Tecnología Alimentaria en la Universidad de Lleida, España.

Fuente: Martín Carrillo O. – Blueberries Consulting