Año Nuevo chino: Arándanos y cerezas llegan a Zhengzhou

839

Esta semana los supermercados de la ciudad de Zhengzhou llenaron sus góndolas con fruta chilena, principalmente arándanos y cerezas, debido a la celebración del Año Nuevo chino que se celebrará el 16 de febrero.

Ya comienza a observarse el ambiente festivo en la totalidad de los supermercados y el comercio chino en general. La tradición china en las fiestas de Año Nuevo es regalarse fruta, especialmente cerezas, porque la costumbre cultural y la creencia indica que el rojo es un símbolo de éxito, felicidad y amor.

Las exportaciones de cerezas nacionales siguen rompiendo records de exportaciones y casi el 90% de lo exportado se destina al mercado asiático, de ese volumen el 95% se queda en China. EEUU sólo recibe el 5% de las exportaciones de cerezas chilenas y otras cifras menores se destinan a los mercados de Canadá, Europa y Medio Oriente.

Desde 2016 arriban a Zhengzhou, ciudad perteneciente a la República Popular China, cerezas y arándanos chilenos en constantes vuelos charter que transportan 100 toneladas de frutas frescas cada uno y con una intermitencia que llega a los 5 vuelos diarios en temporada alta.

A diferencia de años anteriores, se observa en los supermercados una gran presencia de arándanos chilenos. Es notorio que han sido incluidos en mayor cantidad en los envíos aéreos de esta temporada, por la preferencia que los consumidores chinos han demostrado por esta fruta, que junto a las cerezas, goza de muy buena demanda y altos precios en el mercado chino.

Durante el Año Nuevo chino todo circula alrededor de conseguir éxito, suerte y prosperidad, por lo que los alimentos que se consumen en la víspera de Año Nuevo son seleccionados por sus supuestos poderes para lograr este propósito.

Los fideos largos equivalen a una larga vida para los celebrantes. Un pescado entero en la comida se consume para atraer prosperidad. El arroz es un tesoro de buena suerte. Las semillas de loto son para lograr un matrimonio feliz. Las ciruelas rojas atraen bendiciones y las cerezas se consumen en grandes cantidades para conseguir y disfrutar de una vida dulce.

Fuente: Martín Carrillo O. – Blueberries Consulting