Andrés France Iglesias, del INIA: “En la prevención está el secreto”

2648

El fitopatólogo chileno Andrés France Iglesias se caracteriza por divulgar la necesidad de un cambio cultural en los productores, advirtiendo que hay enfermedades que pueden terminar con un huerto si no se toman medidas anticipadas. “En la prevención está el secreto”, asegura el investigador del Instituto de Investigaciones Agropecuarias (INIA).

Hoy están claramente identificadas las enfermedades más importantes y la mayoría de los productores sabe reconocerlas, el problema al parecer es que cuesta prevenir”, comenta. Subraya que al permanecer el huerto varios años en el mismo suelo, las enfermedades se establecen y aumentan su incidencia a través del tiempo, por esto es indispensable prevenir y no esperar a que el huerto esté enfermo para actuar. Andrés France insiste en que hay que tomar medidas anticipadas, sobre todo en una especie de berries como el arándano, que sufre más enfermedades que el promedio de los berries.

En entrevista a GrupoAgro, el investigador France responde respecto a la época en que se debe hacer el diagnóstico de las enfermedades: “Los síntomas se detectan más fácilmente durante el crecimiento de la planta. Durante el receso, en invierno, es difícil  observar síntomas, a veces uno observa los signos de los patógenos, pero los síntomas  se visualizan cuando las plantas están en desarrollo, en primavera y verano”, responde.

  • Existe la probabilidad de que un huerto deba arrancarse por una enfermedad?
  • Sí, con Plateado se han arrancado huertos, y no son pocos.  Es posible revertir esta enfermedad, pero con un manejo temprano, cuando recién se detecta. Por ejemplo, con el uso de altas dosis de compost aplicadas temprano en la temporada.

El ingeniero agrónomo, Andrés France Iglesias, es uno de los investigadores del INIA que participará en el X Seminario Internacional de arándanos que se realizará el 19 de abril en Grand Monticello.

  • ¿Existe alguna otra enfermedad del arándanos que deba ser de preocupación por parte de los agricultores?
  • Si por supuesto, están aquellas presentes en huertos de países vecinos, que son relevantes desde el punto de vista fitopatológico y que podrían ingresar en forma pasiva a nuestro país, sobre todo con tanto intercambio de personas. Además, estamos siguiendo una nueva patología de madera que al parecer se ha comenzado a diseminar en la zona centro sur y que produce daños severos en las plantas. Ambos casos se presentarán durante el seminario de Blueberries Consulting, ya que aprender a prevenirlas puede hacer la diferencia entre un huerto productivo o perdido.

El mensaje del científico es prevenir y generar un cambio cultural importante en este campo. No seguir reaccionando cuando la enfermedad se presentó. La fruticultura no es un cultivo anual. “Hay una inversión importante y eso hay que resguardarlo”, advierte.

Actualmente, el investigador es parte de un proyecto sobre “Tecnologías de Protección en huertos de Arándanos para mitigar los riesgos climáticos y su impacto en el rendimiento y la calidad en poscosecha de fruta destinada al mercado de exportación como fresco”.

El objetivo principal del proyecto en curso es implementar un modelo de transferencia tecnológica a través del uso de sensores agroclimáticos y agricultura smart para protección de huertos de arándano, que aseguren al productor un mayor rendimiento de fruta embalada como fresco y un mayor potencial de almacenamiento de la fruta en destino.

En lo específico, el proyecto busca determinar el impacto en productividad, fruta embalada y el potencial de almacenamiento en poscosecha del uso de tres tipos de coberturas de protección frente al impacto de condiciones ambientales críticas, como precipitaciones, heladas y temperaturas extremas, durante el período de floración y desarrollo del fruto.

También se busca adaptar el paquete tecnológico Cropcheck en arándanos, a partir del uso de sensores agroclimáticos que registren los cambios en las condiciones micro-climáticas y fenología del cultivo, generadas a partir del uso de diferentes coberturas de protección del cultivo.

Este proyecto intenta transferir y difundir las tecnologías más eficientes y eficaces de protección de cultivos a productores y profesionales ligados a la industria del arándano, promoviendo su adopción.

El Seminario Internacional del 19 de abril será una gran oportunidad para saber de los avances de esta investigación encabezada por Andrés France y realizada por un equipo de trabajo del INIA.

Fuente: Martín Carrillo O. – Blueberries Consulting