Un proyecto español de riego inteligente conquista a un jurado internacional

La UNESCO, la Harvard BusinessRevier, Canal+, National Geographic y TechHub entre otras instituciones han premiado a 250 proyectos de todo el mundo, entre los que se encuentra una empresa de Huercal-Overa llamado Expanhouse S.L., para desarrollar y promocionar proyectos destinados a mejorar la calidad de vida de las personas. 

El déficit hídrico de la provincia de Almería y, en general, a nivel global, ha motivado a Expanhouse a desarrollar una solución: un sistema de riego que puede ahorrar hasta un 50% de agua y fertilizante respecto a los riegos por goteo tradicionales.

El proyecto, que se comercializará bajo la marca PermeaPod, se basa en pequeños depósitos de material poroso cerámico enterrados junto a las raíces que liberan el agua según la necesidad de la planta. Las ventajas inmediatas del sistema son la práctica eliminación de la evaporación y la infiltración en el suelo hasta casi reducirlas a cero. Como consecuencia, la superficie del terreno permanece seca, se reducen las plagas y las malas hierbas, con el consiguiente ahorro en mano de obra, pesticidas y herbicidas.

Las plantas se ven beneficiadas directamente al eliminarse el estrés hídrico. En todo momento, las raíces tienen el agua que necesitan, extrayéndola del tanque por capilaridad, evitando así momentos de riego excesivo o deficitario. El sistema se autorregula sin necesidad de recurrir a una gran inversión en sensores u otras tecnologías. Los depónitos se pueden conectar a las redes de goteo existentes para minimizar los costes de instalación.

¿Qué es el riego inteligente? 

La agricultura inteligente promete cambiar los paradigmas establecidos en cuanto al manejo y el control de las explotaciones hortícolas. El control del clima y las plagas asociadas al invernaderos, los sistemas de riegos o la recolección del producto pueden ser mejorados gracias a las tecnologías de la información y la comunicación, la robótica o la nanotecnología. En este sentido, la fertirrigación y el control de riego inteligente aportan un avance que supondrá un ahorro significativo en la cantidad de agua, nutrientes y energía empleados en las fincas gracias a la mejora en la eficiencia de su uso.

El control de riego es un sistema que introduce electro válvulas para regular el uso del agua a través de sistemas de tuberías. Los controladores de irrigación automática permiten que el agua llegue al cultivo teniendo en cuenta el clima, las condiciones del suelo y otros algoritmos que afecten al estado de la planta. La automatización no es tarea sencilla, ya que tomando estas variables el agua se distribuye en una cantidad y durante un tiempo determinado, lo que permite la eficiencia en el uso de este recurso tan preciado en el campo almeriense.

La fertirrigación consiste en proveer a la planta de nutrientes mediante el riego. Aunque las ventajas que puede proporcionar este sistema son considerables, ya que permite optimizar el uso y la asimilación de nutrientes por parte de la planta, exige un manejo cuidadoso por parte del agricultor, el cual debe tener una preparación adecuada al manejar estos abonos y disponer de una instalación que distribuya el fertirriego de manera uniforme.

Fuente: Lavozdealmeria.es