Nuevos actores en el mercado del arándano: ¿Cómo prepararnos para el nuevo escenario?

La temporada 2016/2017 no fue buena para todos, sin duda. El factor climático se convirtió en protagonista negativo, atrasando la producción peruana y adelantando la chilena, provocando con esto una sobreoferta que repercutió fuertemente en los precios finales.

Argentina también sufrió estos efectos.

Porque el impacto del clima visibiliza la vulnerabilidad de toda la actividad agrícola, tanto en infraestructura como en rentabilidad, por lo que es necesario adoptar más y mejor tecnología para garantizar la protección de los cultivos y de todo el proceso productivo.

A la amenaza de la naturaleza se tuvo que enfrentar también la incertidumbre del clima económico mundial y sus repercusiones en las economías de los países. Si a estos dos elementos le agregamos las falencias propias de nuestras industrias locales, que influyen en calidad, productividad y condición de nuestra fruta, podemos decir que la temporada no fue buena en la región, para unos más que para otros.

Los desafíos futuros estarán centrados en adecuarnos al cambio climático definitivamente y a tomar precauciones respecto de los vaivenes de la economía.

Por otro lado, respecto al cultivo mismo, lo que comenzó con la propagación de un cultivo apto para producirlo en acotadas regiones agroclimáticas y de características edafológicas especiales, se ha ido convirtiendo en un producto de consumo mundial por sus propiedades saludables, y por tanto, se ha ido convirtiendo en un cultivo global, sin restricciones de clima o suelo, gracias a la tecnología. Cada día hay más países en donde se comienza a cultivar el arándano de manera industrial, por lo que una realidad de cultivo global está muy cercana de materializarse y debemos prepararnos para este escenario analizando sus ventajas y desventajas. Se puede abrir un nuevo panorama para la industria del arándano que es necesario conversar para definir estrategias para el corto, mediano y largo plazo.

En este contexto, en el 8° Seminario Internacional que se realizará el 28 de junio en Tucumán, Manuel José Alcaíno expondrá el tema: Nuevos actores en el mercado del arándano: ¿Cómo prepararnos para el nuevo escenario?

Manuel José Alcaíno de Esteve, es ingeniero agrónomo de la Pontificia Universidad Católica de Chile, fundador y presidente del directorio de la consultora Decofrut, miembro y parte del Directorio Central del Consejo Consultivo Internacional de Produce Marketing Association, PMA, y será parte de los relatores que expondrán en el 8° Seminario Internacional que se realizará el 28 de junio en las dependencias del Hotel Sheraton de Tucumán, Argentina.

Alcaíno es un analista experto y es enfático respecto al diagnóstico. Hace un tiempo le preguntamos su opinión respecto al presente y futuro de la industria del arándano chilena, y comentó: “Se hicieron muchas cosas equivocadas, partiendo por la selección de variedades, y creo que Chile necesita una adecuación, una renovación urgente de los cuarteles de variedades que tenemos, lo cual no es fácil”, agregando que “En Chile hay casi 20 mil hectáreas plantadas de arándanos y se producen 90 mil toneladas de fruta fresca, más otras 30 mil que van a la industria de los procesados, lo que hace un total de 120 mil toneladas de producción, por lo que estaríamos hablando de 6 ton/ha, lo cual es bajísimo. Si sacamos lo que está en vías de crecimiento y otras, llegaríamos a 8 ton/ha, lo que sigue siendo muy bajo”, reflexionaba.

El ejecutivo chileno ha sido conferencista y participado en numerosos congresos y seminarios en casi todos los países de Latinoamérica. También lo ha sido en encuentros desarrollados en Holanda, Estados Unidos, Rusia, Sudáfrica, México y Francia. Esto le permite tener una mirada más global y más estratégica respecto a las perspectivas de la industria y su desarrollo.

 Fuente: Martín Carrillo O. – Blueberries Consulting