Hortifrut Chile convocó el pasado 2 de Agosto a los innovadores, diseñadores, inventores e investigadores de la tecnología y sus distintas aplicaciones, ha participar de un concurso destinado a mejorar las condiciones de llegada de los berries chilenos a los mercados de destino, que son cada vez más distantes.

La empresa ha destinado un fondo de 80 millones de pesos chilenos para el concurso Hortifrut Challenge y premiar los mejores proyectos para desarrollarlos comercialmente y ponerlos a disposición de la industria exportadora de berries.

Lo que se buscó con este concurso básicamente es resolver problemas de calidad y condición de llegada de la fruta en destino. Nuestros nuevos competidores tienen mejor genética y mejores tecnologías, por lo que necesitamos innovar en la industria para enfrentar estos nuevos desafíos”, explica Ramiro Soffia, gerente general de Hortifrut Chile.

En la actualidad, Chile sigue siendo el principal exportador de arándanos del mundo y uno de los más importantes productores y exportadores de productos berries. Su cualidad de producir en contraestación al hemisferio norte lo hace tener una posición privilegiada para satisfacer la demanda de los mercados internacionales cuando la mayoría aún no tiene fruta.

Pero esto ha ido variando en los últimos años. Argentina y Perú están compitiendo fuerte, con tecnologías y variedades más nuevas que las chilenas, lo que también les permite producir fruta temprana. Ambos países son competencia y amenaza para Chile, sobre todo en la condición en que llega la fruta a su destino. Resolver ese y otros temas es el objetivo del Hortifrut Challenge, el concurso lanzado en conjunto con la Corporación de Fomento de la Producción, Corfo, que premiará a proyectos de emprendedores que se focalicen en resolver los diferentes problemas que afectan al rubro.

Actualmente las exportaciones chilenas de arándanos se reparten en un 70%, a Estados Unidos, un 20% a Europa y otro 10% a Asia, principalmente a China, y los envíos tienen un tiempo de llegada aproximado de 25 o 30 días para los mercados estadounidenses y 40 a 45 días a los mercados asiáticos. Estas largas distancias implican un deterioro del producto en destino, porque se ablanda, se deshidrata y en ocasiones es atacado por hongos. Este es el problema principal que se intenta resolver con el Hortifrut Challenge, que busca apoyar la creación de prototipos, validaciones técnicas y comerciales de iniciativas que contribuyan al mejoramiento de la calidad y condición de los frutos de berries en pre y postcosecha.

Los 30 proyectos pre-seleccionados recibirán talleres de emprendimientos e innovación y participarán en visitas a terreno, tanto para nivelar sus conocimientos, como también para vivenciar las problemáticas sobre las que quieren trabajar. Esta primera etapa, tiene por objetivo dar un sinfín de oportunidades a los emprendedores para conectarlos con la realidad y generar networking.

Luego, se seleccionarán al menos 6 ganadores, que podrán optar hasta $15.000.000 (quince millones de pesos chilenos) para desarrollar su proyecto. Hortifrut facilitará sus dependencias para realizar las validaciones técnicas y comerciales, si éstas son viables. Posteriormente Corfo colocará un 80% del financiamiento necesario para la materialización del proyecto y los emprendedores el otro 20%. “La idea no es solo entregar el subsidio, sino acompañar al emprendedor para que desarrolle un producto mínimo viable, el que luego podrá ser probado en las instalaciones de Hortifrut”, explica Paulina Carvallo, de la gerencia de emprendimiento de Corfo.

Fuente: Martín Carrillo O. – Blueberries Consulting