El método logra condiciones homogéneas para toda la plantación lo que repercute en calibres igualitarios y mayor rentabilidad, según los expertos

Las condiciones de los suelos en producciones de hectáreas y hectáreas de terreno nunca son homogéneas y en algunas de ellas se dan buenas condiciones edafológicas pero en otras no. Ésta es una de las principales razones que justifica, según los expertos de la compañía del sector verde, Grupo Projar, la inversión para los productores en el sistema hidropónico para frutos como las berries.

La compañía, que lleva desde hace 5 años trabajando con este método y aconsejando a los agricultores, destaca que con este sistema se logra un control total de muchos parámetros dentro de la producción como los suministros de nutrientes, agua o humedad que repercuten en calibres igualitarios en los frutos. Esto hace que toda la producción vaya a tener los mismos calibres aceptables por el mercado y se traduce en una mayor rentabilidad para el agricultor.

Por lo que “podemos estar hablando de un retorno de la inversión que en algunos casos se produce a partir de los dos años, aunque todo depende de la ventana de precios a la que el agricultor vaya dirigido”, explica el product manager de Grupo Projar, Paco López.

Control del drenaje

En este mismo sentido, la hidroponía aumenta la producción por unidad de superficie, sobre todo en los primeros años de cultivo. Además, el cultivo es independiente de las condiciones edafológicas lo que permite ubicar una plantación en cualquier zona.

Este último aspecto permite a los agricultores diversificar en varios países, según el clima de cada zona, y lograr una producción constante a lo largo del año de una fruta que solo crece con determinado clima. Además los frutos rojos, son especialmente sensibles al exceso de humedad, por lo que con la hidroponía se logra un mayor control de su drenaje.

La hidroponía es un método utilizado para cultivar plantas usando sustratos. La composición de los sustratos que utiliza Projar para los cultivos de arándano está diseñada para lograr un equilibrio entre drenaje y nutrición.

Necesario asesoramiento técnico

El product manager de Grupo Projar, Paco López destaca como “se trata de un método de cultivo para el que el agricultor debe estar bien asesorado ya que su puesta en práctica y explotación requiere de unos conocimientos técnicos específicos”.

En este sentido, Grupo Projar ha diseñado tres pasos que se inician con el estudio por parte de sus técnicos de cada caso para ofrecer una solución al cliente ante sus necesidades. Una segunda fase de implantación en la que se pone en marcha el proyecto y se suministran los productos y una tercera donde se supervisa la producción y se comprueba el desarrollo vegetativo de la planta.

Grupo Projar:

Grupo Projar nació en 1972 para dedicarse a la extracción de turba, material orgánico que se emplea como combustible y para la obtención de sustratos. El crecimiento de la compañía ha sido constante y en los años 80 abrió dos centros logísticos en Almería y Murcia. Actualmente cuenta con instalaciones en Valencia, Madrid, Almería –fábrica y centro logístico-, Málaga y Lisboa. Y otros puntos logísticos como Barcelona y Pontevedra.

Es también una empresa con presencia internacional y actualmente está constituida como sociedad en Sri Lanka, en la India y en Brasil. Además Projar adquirió hace unos años la empresa de paisajismo Paimed, para completar su oferta de servicios. El conjunto del grupo logró en 2016 una facturación superior a 26 millones de euros y cuenta con 230 empleados.

Fuente: Projar Group